Poesías de playas y mar: Neruda, Arnold y Fontana. Post Plaza de las palabras


 
En este post  Plaza de las palabras, reúne a tres poetas, con un tema en común: la playa y el mar.  Mare Mirabilis. El primer poeta es  Pablo Neruda, con su poema   Playa del Sur, escrito en su adolescencia, pero cuyo tema mar, playa y caracolas, acompañaran siempre a Neruda en su larga jornada  poética. Decía Neruda en “El mar”,  “NECESITO del mar porque me enseña/no sé si aprendo música o conciencia/no sé si es ola sola o ser profundo/o sólo ronca voz o deslumbrante/suposición de peces y navíos”. Conocido es que Neruda  vivió en Isla Negra, Valparaíso, y tuvo contacto cotidiano con el mar, la vocación telúrica y marina de Neruda, siempre irán de la mano, donde tierra y mar se funden en una prolongada mirada. Como Herman Melville y Joseph Conrad, ambos exmarineros, fueron los novelistas del mar;  y Michelet y Braudel los historiadores del mar, Neruda se planta desde su Isla Negra como el gran poeta universal del mar.    

El segundo poeta  es de Matthew Arnold, quizá su poema más conocido  y analizado, Dover Beach, poema de amor en que combina la reflexión, sobre la ilusión de la vida y los tiempos modernos. Arnold utiliza la playa como motivo y libera su imaginería visual y auditiva para descargar su lirismo. En el poema se van sucediendo, desde una mujer que desde la ventana ve una luz que pronto se extingue del otro lado del canal ingles, hasta la  aparición de Sófocles, la metáfora principal Mar de Fe y termina con la alusión al amor y  las ilusiones del mundo moderno. Este poema  es considerado uno de los mejores de Arnold. Sin embargo, hay partes del poema que han dado lugar a diversas interpretaciones del mismo (1). Usualmente aparece en las antologías de lengua inglesa.



El tercer ´poeta  es  Jaime Fontana, seudónimo, del poeta y diplomático hondureño, Víctor E. Castañeda.  El poema seleccionado es Color Naval, que da titulo a su libro Color Naval, 1951, editado en la Argentina, y que fue galardonado con el premio de honor de la Sociedad Argentina de escritores, el libro fue publicado en 1951;aunque algunos de los poemas que contiene fueron escritos, cuando Fontana era estudiante universitario. Además, en 1962 ganó otro premio el "Asteriscos de  Junín ", también en Argentina. Fontana con este libro, el único que público, inserta  en algunos de sus poemas el mar como sujeto poético. En otro de sus poemas ,  “Los caminos del mar”: “Viaje hacia los remotos subsuelos de mi sueño. / (Mi sangre es nieta de ese mar). / Entre agua y sombra, entre molusco y astro, / busqué al alquimia germinal”. La autoreferencia del poeta que busca como una spiras mirabilis, en los remotos subsuelos de mi sueño tiene un carácter fundacional, la búsqueda del origen; luego compara el sueño con el mar, ambos vastos e incontenibles, y la espiral avanza entre  el agua como salvación y la sombra como oscuridad. Continúa la espiral entre moluscos (mar) y astro (cielo). Entre esos parámetros referenciales el poeta busca la alquimia pero no solo la alquimia como tal, sino la alquimia germinal, volviendo a la prolongación, el continuun, el futuro; de lo fundacional que sigue   como una espiral  en ascenso. Y más adelante dice  “el mar me dio el secreto”. El mar no es un motivo romántico o paisajístico sino un interlocutor,  motivo de reflexión, a veces sensible y otras veces irónico, sobre la vida. 
En Fontana el paisaje  marino ofrece un novedoso color  y percepción del sujeto poético, en el amplio catálogo de la poesía hondureña de su tiempo; por lo general más volcada a lo telúrico, la geografía: montañas, ríos, pinares; o pasa a lo urbano: ciudades, héroes, amor o a la poesía ontológica o a la poesía de compromiso.  En ésta arquitectura marina y visión poética,  la incorregible vocación marítima de Fontana, sin abandonar los temas recurrentes y raigales de la poesía de su tiempo, contrasta en el paisaje poético hondureño. Visión apostada en un punto difuso entre las generaciones del 35 y la del 50.Varios críticos y estudiosos de la poesía hondureña, coinciden en calificar su poesía como renovadora. De Fontana, el poeta Oscar Acosta, afirmó  " Fue el inventor del color naval, que estuvo siempre presente en su poesía, que tenia sabor a pinar, rutas de sal  y mares totales…”  (2) 



Pablo Neruda  (1904 -1973)

PLAYA DEL SUR
La dentellada del mar muerde
la abierta pulpa de la costa
donde se estrella el agua verde
contra la tierra silenciosa.

Parado cielo y lejanía.
El horizonte, como un brazo,
rodea la fruta encendida
del sol cayendo en el ocaso.

Frente a la furia del mar son
inútiles todos los sueños.
¿Para qué decir la canción
de un corazón que es tan pequeño?


Sin embargo es tan vasto el cielo
y rueda el tiempo, sin embargo.
¡Tenderse y dejarse llevar
por este viento azul y amargo!...

Desgranado viento del mar,
sigue besándome la cara.
¡Arrástrame, viento del mar,
adonde nadie me esperara!

A la tierra más pobre y dura
llévame, viento, entre tus alas,
así como llevas a veces
las semillas de las hierbas malas.

Ellas quieren rincones húmedos,
surcos abiertos, ellas quieren
crecer como todas las hierbas:
¡yo sólo quiero que me lleves!

Allá estaré como aquí estoy:
adonde vaya estaré siempre
con el deseo de partir
y con las manos en la frente...


Ésa es la pequeña canción
arrullada en un vasto sueño.
¿Para qué decir la canción
si el corazón es tan pequeño?

Pequeño frente al horizonte
y frente al mar enloquecido.
¡Si Dios gimiera en esta playa,
nadie oiría sus gemidos!

A mordiscos de sal y espuma
borra el mar mis últimos pasos...

La marea desata ahora
su cinturón, en el ocaso.
Y una bandada raya el cielo
como una nube de flechazos...
De Crepusculario, 1923

 
 Matthew Arnold (1822-1888)
Dover Beach
The sea is calm tonight.
The tide is full, the moon lies fair
Upon the straits; on the French coast the light
Gleams and is gone; the cliffs of England stand,
Glimmering and vast, out in the tranquil bay.
Come to the window, sweet is the night-air!
Only, from the long line of spray
Where the sea meets the moon-blanched land,



Listen! you hear the grating roar
Of pebbles which the waves draw back, and fling,
At their return, up the high strand,
Begin, and cease, and then again begin,
With tremulous cadence slow, and bring
The eternal note of sadness in.



Sophocles long ago
Heard it on the Ægean, and it brought
Into his mind the turbid ebb and flow
Of human misery; we
Find also in the sound a thought,
Hearing it by this distant northern sea.



The Sea of Faith
Was once, too, at the full, and round earth’s shore
Lay like the folds of a bright girdle furled.
But now I only hear
Its melancholy, long, withdrawing roar,
Retreating, to the breath
Of the night-wind, down the vast edges drear
And naked shingles of the world.



!Ah, love, let us be true
To one another! for the world, which seems
To lie before us like a land of dreams,
So various, so beautiful, so new,
Hath really neither joy, nor love, nor light,
Nor certitude, nor peace, nor help for pain;
And we are here as on a darkling plain
Swept with confused alarms of struggle and flight,
Where ignorant armies clash by night.



New poems, 1867

La playa de Dover.
El  mar esta  sereno esta noche.
La marea está alta, la luna luce  hermosa.
Sobre los estrechos; en la costa francesa una luz destella  y se extingue.
 Los acantilados de Inglaterra se levantan,
relucientes  y enormes, fuera de la inmóvil   bahía.
¡Ven a la ventana, dulce es el aire de la noche!
Vista desde la larga línea de la espuma 
donde el mar se estrecha  con la tierra blanqueada por la  luna.

¡Escucha! oyes el sonoro  rugido 
de guijarros que las olas empujan  
y regresan, arriba de la franja. 
Comienza y cesa , y entonces otra vez comienza, 
con trémula cadencia abrevia y trae la eterna
 música de la  melancolía.  



Sófocles hace mucho tiempo
la escuchó en el mar Egeo y  trajo
a su mente  el turbio flujo y reflujo 
de la miseria humana.
Nosotros también la divisamos en el sonido de un  pensamiento,
Escuchándola   en  éste lejano mar  del norte.


El Mar de Fe
Estuvo una vez,  vigoroso y rebosante ,
 en la costa redonda de toda la tierra.
Yacía como los crestas de una brillante corona.
 Pero ahora sólo oigo
El rugido de su abundante melancolía,  
Alejándose del  aliento de la noche, 
descendiendo
,hacia las inmensas y míseras  orillas
y los desnudos guijarros del mundo.

¡Ah, amor!, ¡Déjanos ser sinceros! 
!El uno al otro! para el mundo, que parece
Seducirnos como una tierra de sueños.
Tan  variado, tan hermoso, tan moderno,
No tiene realmente ni alegría, ni amor, ni luz,
ni certidumbre, ni paz, ni alivio para el dolor;
y nos encontramos aquí en una planicie
 mortecina 
invadida con confusos ruidos  de luchas y de deserciones,
Donde ejércitos, deslumbrados, chocan por  
la noche.



 
Jaime  Fontana (1922-1972)

COLOR NAVAL
Piloteando su sueño entre la aurora,
Llegó hasta mí con intención naval
[Lactó en la nube, se educó en el viento]
y fue inmigrante de mi soledad.

Oriunda de la ausencia, precedida
por la fluvial prestancia de su voz,
Se detuvo en la arena de mi espera
y me estrechó la mano y la canción.

Antes, sin que llegara, supe de ella
como supe del aire y de la sal:
¡Ya conspiraba, suelta entre mis venas,
su presencia de alondra intemporal!

Tutora de luciérnagas y frutos,
aroma y trino en actitud visual,
tertulia de metales en la risa
y la mirada de color naval.

Y sus labios hurtando a la palabra
algún raro sabor sin estrenar
y ese sabor inédito en su canto
y el canto en plena posición solar.

Ella es así. Y anarquizó mis venas
para imponer y vertebrar mi afán.
¡Tiene el deber agrario de las lluvias:
Las lluvias alimentan y se van!

Fundando golondrinas en mí sueño,
inaugurando nervios en mi voz,
estuvo en mí, fugaz. Entre la noche,
piloteando su sueño se alejó.

¡Nadie ose atarla! Emigra hacia la ausencia.
Siempre nuevas ausencias la urgirán:
¡Ya está en el patrimonio de los vientos
Su incorregible vocación naval!
De Color naval, 1951

Notas bibliográficas  
1. Ver la entrada, para un mapeo delas diversas interpretaciones del poema. (Inglish) From Wikipedia, the free encyclopedia https://en.wikipedia.org/wiki/Talk%3ADover_Beach

Créditos
Foto  Jaime Fontana Poetas siglo XXI, Antología Mundial, Fernando Sabido Sánchez (virtual). https://poetassigloveintiuno.blogspot.com/2012/12/jaime-fontana-8663.html
Foto Pablo Neruda, Wikipedia, entrada Pablo Neruda.  
Foto de Matthew Arnold,  Google imagen
Poema Color Naval, fascículo 3, pagina 1-2, Alcaldía Metropolitana del Distrito Central. (Sin fecha, ni tiraje).

 Traducción de poema Dover Beach,  Plaza de las palabras

Ilustraciones  en orden de aparición
Seascape near Fecamp, Claude Monet, pintor francés
Snow Storm a Steam Boat off a Harbors’ Mounth, William Turner, pintor ingles 
Foto playa en Islas de la Bahía, Honduras is Great, con base a fotografía de Doug Perrine, National Geographic.