DESCARGAS Teatro. UN ENEMIGO DEL PUEBLO, IBSEN










Sinopsis del libroIbsen escribió "Un enemigo del pueblo" en 1882, obra que muchos años después de haber sido escrita, encuentra significativas correspondencias con la actualidad.
Es la historia de una ciudad cuya paz se altera por un foco infeccioso que afecta las aguas del balneario, principal fuente de ingresos del lugar. Las fuerzas sociales del pueblo tratan de ocultarlo y queda sólo en su denuncia. En esta obra, Ibsen presenta ideas contrapuestas: el bien y el mal. La confrontación tensiona la trama a lo largo de toda la obra, hasta estallar en el desenlace con un final abierto que se presta a diversas interpretaciones.
Descargar Un enemigo del puebloEn este enlace podrás descargar gratis el libro Un enemigo del pueblo en formato PDF
El libro Un enemigo del pueblo fue escrito por Henrik Ibsen
Itematika te invita a conocer la biografía de Henrik Ibsen y lasobras de Henrik Ibsendisponibles para descargar. También puedes encontrar otros libros sobre Teatro en nuestra biblioteca.
Biografía de Henrik IbsenEl libro Un enemigo del pueblo fue escrito por Henrik Ibsen. Te invitamos a conocer su biografía

Poesía hondureña: tres poemas de Rigoberto Paredes




(1948- 2015)


                          Biografía del Poeta Rigoberto Paredes

Nació en Honduras, 1948. Poeta y ensayista. Perteneció a los grupos literarios: Tauanka de Tegucigalpa y Punto Rojo de Colombia. Es premio It-zamná de Literatura, otorgado en 1983 por la escuela Nacional de Bellas Artes. Finalista en los Certámenes internacionales de poesía de Casa de Las Américas, EDUCA y Plural.

Ha sido fundador de los proyectos editoriales: Editorial Guaymuras, Editores Unidos y Ediciones Librería Paradiso, así como de las revistas Alcaraván e Imaginaria.

Obras publicadas: En el Lugar de los hechos (1974); Las cosas por su nombre (1978); Materia prima (1985); Fuego lento (1989); La estación perdida (2001). Es coautor, junto con Roberto Armijo, de la antología Poesía contemporánea de Centroamérica, publicada en Barcelona en 1983.


¿En qué ajeno paraíso abandonaron
mi humeante corazón, quemado vivo, las mujeres que amé?
¿Bajo que cielorraso se desnudan
y muestran victoriosas el reino que perdí?
Yo, en cambio, nada guardo: ni dicha ni rencor.
Una a una me dieron la gloria merecida
y derrotado fui con sus mejores armas.
El amor es la única batalla
que se libra en igualdad de condiciones.
yo no pude escudarme, devolver las palabras
con la misma osadía, sin cuidar mis entrañas,
y los más leves golpes
me alcanzaron de lleno, a la altura del pecho.
Dado ahora a morir en cama extraña
(orgulloso de mí, en paz conmigo),
cierta gloria atesoro, ciertos nombres,
como el viejo guerrero que alivia sus heridas.


¿A quién espero aún, a quien espero
cuando vuelvo mis ojos al claror de otros días?
En vano me deleita este sueño de abril,
el lúbrico artificio de sus nimbos.
A una beldad yo busco,
a una beldad perdida en otro tiempo, lejos,
dueña y señora de mi orfandad y de mis llagas.
A ella espero aún, a ella espero
como a la vida espera un condenado.

Si te ves al espejo
y no pareces como te viste ayer (mejor que nunca),
si te ve con desdén, como si a nadie viera,
el que por ti vivía
viéndose en el espejo, encendido de amor,
no te quejes del tiempo, no te duela tu cuerpo.
Ahora es cuando eres.
Sabiduría / belleza se juntan en tu nombre.
A punto están las dotes mejores de tu huerta.
Lo que ayer diste tierno, falto de calidad,
urgida por los tontos,
pasó sin hacer mella, pasó sin darte cuenta.
Entrégate a la vida, a pecho descubierto,
hoy que sabes blandir, como pocas, el alma.
Descubre lo que tienes debajo de los años,
lo que está a medio andar en mitad de tu vida.
Si te ves al espejo
estás mejor que nunca.

Creditos

Fuente Selección de Poemas de Rigoberto Paredes Fuente:  http://fernando-sabido-sanchez.blogspot.com/2010/08/708-rigoberto-paredes.html.   Ver mas en http://poesia-paredes.blogspot.com/2010/09/biografía-del-poeta-rigoberto-paredes.html Blog de Marcio Duron.                      Credito de fotografia:Wikipedia

Critica y reseña : Algo sobre Memorial de Rigoberto Paredes por Rebeca Becerra

Rebeca Becerra
Abril 2015





Memorial es un poema al cual no afecta ni lo hará el paso del tiempo porque es la suma de tiempos contenidos; el de la infancia (pasado), el de la adultez del poeta (presente) y el futuro, probable soledad. Un texto anecdótico donde el espacio-tiempo se complementa de manera poética.

Dice Paredes “el manso oleaje del tiempo nos vuelve al origen”, “…el tiempo es retorno pero noretroceso sino como avance infinito hacia el punto de partida, recorriendo la circunferencia finita para volver al mismo punto”[1] al tiempo del origen, donde se da la vida. El tiempo nos transporta a otro tiempo que se ha transformado en recuerdo, evocación de vivencias. En este sentido somos tiempo y recuerdo, pero más que esto somos prisioneros (as) del tiempo que es evocación y del espacio que es realidad. Es este espacio-tiempo el que nos construye, crea y nos extingue. El tiempo teje y desteje nuestra realidad.

En el poema pasado/presente corren de forma paralela. El “volver” física o en evocaciones lleva al poeta a la confrontación de varias realidades como por ejemplo la vivida:
           
“uno
vuelve
al lugar donde dejó su vida”

Paredes es enfático al separar el pronombre “uno” que al mismo tiempo toma la significación de número y el verbo “vuelve” porque de antemano sabe que ese volver tiene que hacerse solo, solamente uno vuelve, convertido en uno solo como se fue de ese lugar, donde para Paredes dejó no parte sino su vida completa, o la vida de ese pasado evocado. Vuelve al origen de su ser, es un volver ontológico no una simple visita a la casa materna/paterna.

La otra, es una realidad que no se vivió en esa sino en otra realidad (ausencia), la cual provoca rabia:

“la rabia no es igual crece sin tregua
está fiera-en-asecho
y por dentro nos dice no es posible el perdón a estas alturas”

El perdón en la realidad del presente es imposible, el oleaje manso del tiempo, las mismas horas repetidas en el reloj del pueblo lo han transformado todo. Ya no queda quien pueda perdonar la ausencia. El tiempo ha asesinado a los seres queridos y surge una soledad universal aquí o allá, a donde vaya el poeta. El volver se torna en desencuentro.
           
“y no hay madre que diga te esperábamos siempre
ni padre que nos cobre a regaños la ausencia”

El poeta ha perdido y pagado la ausencia por vivir un tiempo en otra realidad “necesaria”. La evocación es sumamente dolorosa, pero no más que la reflexión ante el regreso-desencuentro, que bien define Paredes:

“esta-aquella la casa
la criatura llorando por bocado
y el patio con abuelos esperando la muerte a todas horas
uno vuelve y no hay perro que alegre su cola por nosotros
no hay quien diga siquiera es duro este lugar por qué volviste”

Confrontado, el poeta, se encuentra perdido, ya no sabe si es esta o aquella casa o las dos a la vez donde el ser experimenta desolación y ausencia en la presencia. Sin embargo hay elementos en los que se reconoce aun:

“sólo antiguas preguntas y lo mismo terrible
la iglesia y sus mendigos
el espanto y sus jueces
el silencio y su estirpe faltándole el respeto a las estatuas”

Para Paredes el tiempo en estos elementos ha quedado inmóvil, a pesar de su paso hay cosas que no cambian, son “lo mismo terrible” dice. “Por un lado, la negación del movimiento del tiempo puede convertirse para el poeta en un anhelo; en la otra cara de la moneda, en una forma de burla al tiempo inexorable para mantener un asidero existencial, pero paradójicamente, la negación de movimiento temporal no deja intactos los planos del pasado y el futuro, sino que se inmiscuye en ellos destruyéndolos desde la raíz, dejando un pasado irrecuperable y un amanecer inalcanzable”[2]. 

En un verso expresado entre paréntesis como una acotación que distancia los planos temporal-espacial, Paredes reafirma que el irnos, el huir de “las mismas horas que urgieron nuestra infancia”,el dejar la casa o el pueblo, el país (origen-vida), no nos asegura la conquista del mundo que soñamos cuando niños o adolescentes. Tampoco la conquista de la palabra.


“(el mundo apenas nuestro qué jodida)”.


  
[1] Juan Carlos del Río en Mercedes Izquierdo Galindo 2010. Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid.  http://www.ucm.es/info/especulo/numero45/imtrilce.html

[2]Galindo, Mercedes Izquierdo. El juego de la imaginación en Trilce. El tiempo, un crisol de pérdida. Universidad de Murcia. Sf.
http://rebeca-becerra.blogspot.com/


Publicado por Rebeca Becerra en 14:53 

Tres poemas de Maya Angelou





Maya Angelou EE.UU. ( 1928-2014.)


Touched by an angel 

Tocado por un ángel

Nosotros, desacostumbrados al coraje
exiliados del deleite
viviendo arrollados en caparazones de soledad
hasta que el amor sale alto en el santo templo
y viene a nuestra vista
a liberarnos dentro de la vida.

El amor llega
y es un tren de éxtasis
viejos recuerdos de placer
antiguas historias de dolor.
Todavía si somos atrevidos,
el amor golpea las cadenas del miedo
de nuestras almas.

Nosotros detestamos nuestra timidez
En el rubor de la luz del amor
nos atrevemos a ser valientes
Y de repente vemos
que el costo del amor somos nosotros
y siempre lo seremos.
A pesar de ser solo el amor
el que nos libera.
Labels: Maya Angelou posted by Alfil @ 5:57 PM 



Phenomenal woman
Mujer Fenomenal  

Las mujeres hermosas se preguntan
Dónde radica mi secreto.
No soy linda o nacida
Para vestir una talla de modelo
Mas cuando empiezo a decírlo
Todos piensan que miento
Y digo,
Está en el largo de mis brazos,
En el espacio de mis caderas,
En la cadencia de mi paso,
En la curva de mis labios.
Soy una mujer
Fenomenalmente.
Mujer fenomenal,
Esa soy yo.

Ingreso a cualquier ambiente
Tan calma como a ti te gusta,
Y en cuanto al hombre
Los tipos se ponen de pie o
Caen de rodillas.
Luego revolotean a mi alrededor,
Una colmena de abejas melíferas.
Y digo,
Es el fuego de mis ojos,
Y el brillo de mis dientes,
El movimiento de mi cadera,
Y la alegría de mis pies.
Soy una mujer
Fenomenalmente.
Mujer fenomenal,
Esa soy yo.

Los mismos hombres se preguntan
Que ven en mí.
Se esfuerzan mucho
Pero no pueden tocar
Mi misterio interior.
Cuando intento mostrarles
Dicen que no logran verlo
Y digo,
Está en la curvatura de mi espalda,
El sol de mi sonrisa,
El porte de mis pechos,
La gracia de mi estilo.
Soy una mujer
Fenomenalmente.
Mujer fenomenal,
Esa soy yo.
Ahora comprendes
Por qué mi cabeza no se inclina.
No grito ni ando a los saltos
No tengo que hablar muy alto.
Cuando me veas pasar
Deberías sentirte orgullosa.
Y digo,
Está en el sonido de mis talones,
La onda de mi cabello,
La palma de mi mano,
La necesidad de mi cariño,
Por que soy una mujer
Fenomenalmente.
Mujer fenomenal,
Esa soy yo.

Dicen que no logran verlo
Y digo,
Está en la curvatura de mi espalda,
El sol de mi sonrisa,
El porte de mis pechos,
La gracia de mi estilo.
Soy una mujer
Fenomenalmente.
Mujer fenomenal,
Esa soy yo.
 Maya Angelou


posted by Alfil @ 8:00 AM   





(...)
Una osada y deslumbrante verdad
(...)
Nosotros, esta gente en un pequeño y solitario planeta.
Viajando a través de un espacio causal.
Más allá de las distantes estrellas, cruzando el camino de soles indiferentes
hacia un destino donde todas las señales nos dicen:
Es posible e imperativo que descubramos
una sorprendente e intrépida verdad.
Y cuando lleguemos a esto.
Al día de hacer la paz.
Cuando liberemos nuestros dedos.
Desde los puños de la hostilidad,
y permitamos al aire refrescar nuestras palmas.

Cuando lleguemos a esto
Cuando las cortinas caigan en el show de odio de Minstrel,
y los rostros apesadumbrados por el desdén queden limpios.
Cuando los campos de batalla y el coliseo,
no arrebaten hijos e hijas únicas,
allá en los ensangrentados y maltratados pastos
para mentir en planes idénticos en tierras extranjeras.
Cuando los banderines ondeen con alegría.
Cuando las pancartas del mundo tiemblen
con fuerza, en la buena y limpia brisa.

Cuando lleguemos a esto.
Cuando dejemos caer los rifles de nuestros hombres,
y las niñas vistan sus muñecas con banderas de tregua,
y las minas de la muerte hayan sido removidas,
y los ancianos puedan caminar en tardes de paz.
Cuando el ritual religioso no es perfumado
por el incienso de la carne quemada,
y los sueños de los niños no son maltratados con el despertar
de pesadillas de abuso.

Cuando lleguemos a esto.
Entonces confesaremos que ni las Pirámides,
con sus piedras dispuestas con extraña perfección.
Ni los Jardines de Babilonia
colgando como belleza eternal
en nuestra memoria colectiva.
Ni el Gran Cañón
encendido con colores maravillosos
por los amaneceres de occidente.
Ni el Danubio fluyendo en su alma azulada dentro de Europa.
Ni el sagrado volcán del Monte Fuji
estrechándose hacia el sol naciente.
Ni el padre Amazonas ni la madre Mississipi, quienes, sin un favor,
nutren todas las criaturas de las profundidades y de las costas.
Estas no son las únicas maravillas del mundo

Cuando lleguemos a esto.
Nosotros, esta gente, en este minúsculo e inhospitalario globo,
que buscamos a diario la bomba, la espada, la daga,
y aún pedimos bajo la oscuridad por la paz.
Nosotros, esta gente en este foso de materia
en cuyas bocas permanecen palabras ariscas
que retan nuestra existencia.
Aún fuera de esas mismas bocas,
pueden emitir canciones de tan exquisita dulzura,
que el corazón titubea en su labor
y el cuerpo se aquieta en asombro.
Nosotros, esta gente, en este pequeño y cambiante planeta,
cuyas manos pueden golpear con semejante abandono,
que en un abrir y cerrar de ojos, la vida es drenada del vivo
y aún esas mismas manos pueden tocar con semejante ternura y poder curativo
que el cuello arrogante se siente feliz de hacer una reverencia
y la orgullosa espalda se regocija en agacharse.
Fuera de todo ese caos, de tal contradicción,
aprendemos que no somos demonios ni divinos

Cuando lleguemos a esto.
Nosotros, esta gente, en este incorregible e inestable cuerpo
creado en esta Tierra, de esta Tierra,
tenemos el poder de rehacer esta Tierra.
Un clima donde cada hombre y cada mujer
puedan vivir libremente sin devoción santurrona
y sin miedo paralizante.

Cuando lleguemos a esto.
Debemos confesar que es posible para nosotros,
que somos milagrosos, la verdadera maravilla del mundo.
Eso será cuando y sólo cuando
nosotros lleguemos a eso.
(...)

Labels: Maya Angelou
posted by Alfil @ 7:19 AM   

Fuente: http://poemaseningles.blogspot.com/search/label/Maya%20Angelou

Crédito imagen:

http://thesource.com/2014/05/28/breaking-maya-angelou-dead-at-86/

Poesia hondureña: tres poemas de Clementina Suarez



Poeta hondureña, (1902-1991).




Clementina Suárez (Juticalpa, Olancho, 1902 - Tegucigalpa, 1991), poeta hondureña reconocida nacional e internacionalmente por su carácter fundacional1​, considerada "matriarca de la poesía hondureña"2​, promotora de la cultura y el arte de Honduras y Centroamérica. Corazón sangrante. Tegucigalpa: Tipografía Nacional, 1930. Poeta. Representa una de las voces más plenas de la poesía hondureña contemporánea. Viajera infatigable, rebelde de su tiempo, vivió en México, Cuba, Nueva York, Madrid, Guatemala y El Salvador. En nuestro país fundó y dirigió las revistas Mujer y Prisma. «Clementina es la mujer más pintada del mundo», escribió la poeta costarricense Carmen Naranjo, al referirse a los incontables retratos de la poeta, realizados por connotados pintores de Europa y América.En 1970, se le otorgó el Premio Nacional de Literatura Ramón Rosa.
OBRAS  

Iniciales. México: Libros Mexicanos, 1931.
De mis sábados el último. México: Libros Mexicanos, 1931.
Los templos de fuego. México: Libros Mexicanos, 1931.
Engranajes. San José, Costa Rica: Borrasé, 1935.
Veleros. La Habana: Editorial Hermes, 1937.
De la desilusión a la esperanza. Tegucigalpa: Tipografía Nacional, 1944.
Creciendo con la hierba. San Salvador: Ministerio de Cultura, 1957.
Canto a la encontrada patria y su héroe. Tegucigalpa: s.e., 1958.
El poeta y sus señales. Tegucigalpa: Universidad Nacional Autónoma de Honduras, 1969.
Antología poética. Tegucigalpa: Secretaría de Cultura y Turismo, 1984.
Con mis versos saludo a las generaciones futuras. Tegucigalpa: Ediciones Paradiso, 1988.

Poesía completa (edición de María Eugenia Ramos). Tegucigalpa: Editorial Universitaria, 2012.

Estrella, árbol y pájaro

En la estancia de la noche
sola yo, soy una estrella.
Sola yo, soy una estrella
en un ángulo de la luna.

Noche que desgaja lunas
para mí, que soy árbol solo.
Árbol solo, gris y estático
que no va dejando sombra.

En un ángulo del mundo
canto yo, pájaro solo.
Canto yo, pájaro solo.
¡Ah qué antigua es mi canción!



(de Veleros, 1937)


Mirando extasiada al cielo

Sentada a la orilla de la vida
yo soy tres:
mi sueño, la poesía y yo;
pero lo que ahora digo
lo borra mi sangre con su veloz vertiente,
entretanto el reloj
—rompeolas de los días—
inventa una nueva hora,
en la escala gradual del tiempo.
Anterior al péndulo
y al vuelo de las golondrinas,
está mi luna que llora y ríe
en un exacto protectorado de palabras.
Yo no sé cómo cerrar los ojos,
reconquistar las tardes,
las memorias
y los paisajes
en una sola fuente recóndita
que afirme definitivamente
el soplo primigenio;
a nivel de la rosa que no se marchita
en el seno,
o de la nube que se hubiera quedado
prendida en la ventana
mirando extasiada al cielo.


Combate


Yo soy un poeta
un ejército de poetas.
Y hoy quiero escribir un poema,
un poema silbatos,
un poema fusiles
para pegarlos en las puertas,
en la celda de las prisiones,
en los muros de las escuelas.

Hoy quiero construir y destruir,
levantar en andamios la esperanza.
Despertar al niño
arcángel de las espadas,
ser relámpago, trueno,
con estatura de héroe
para talar, arrasar
las podridas raíces de mi pueblo

(de El poeta y sus señales, 1969)

Tirado al viento por Suny a las 17:05 
Enlaces a esta entrada
Pequeñas Estaciones