Critica y reseña: John Keats: La Imaginación Poética (Ensayo)*


Mario A. Membreño Cedillo**


Tercera entrega y final*** 

PRIMERA PARTE


5
La ciudadanía de la imaginación
Acentuada la  reacción contra el  neoclasicismo, flameando el naturalismo iniciático de Rousseau y concluido el vértigo de la revolución francesa, se pasa  del jarrón florentino al farol de la  calle londinense, se pasa de la intimidad del salón versallesco a la pluralidad del hombre alegre y anodino de la calle, fundiendo las emociones en un solo cuerpo compacto que  elocuentemente se pasea por la urbe, fabricando  también la empatía con la naturaleza y trenzando en una sola  corriente, los hilos sueltos de la naturaleza y el hombre, otorgándole ciudadanía a la imaginación. Pero el vuelo imaginativo del romanticismo tiene raíces más profundas: una concepción moral del hombre y la naturaleza, este acercamiento a lo natural es una corriente ya instalada en el renacimiento, pero también sombrea la modernidad, y acomete bajo diferentes formas de la conciencia, nuevas ciudadanías poéticas. Por lo que  el romanticismo no se refugia entre las piedras apiladas de las teorías ni  en  la retórica tórrida de las academias, sino que adquiere una cristalina categoría de autonomía. Por eso Lacan acerca de la imaginación, afirma: «Es esta la aventura imaginaria por la cual el hombre, por vez primera, experimenta que él se ve, se refleja y se concibe como distinto, otro de lo que es él: dimensión esencial de lo humano, que estructura el conjunto de su vida fantasmática»[Citado Lapoujade:188] .
10
El saludo de mano del espíritu
Para Keats, la  intensidad era como un “saludo del espíritu”. Keats, mucho antes que  Bergson, le había asignado un papel importante a la intensidad, el duro acento de la tensión, por el cual se encuentran los hilos de la revelación poética. Ese golpe súbito de revelación,  propia de poetas e iluminados, y que le hizo decir a Pound que los poetas son las antenas del mundo, y a Shelly, que los poetas eran, sin saberlo, los legisladores del  mundo. Opiniones que, curiosamente, contrastan con las de Keats, para quien los poetas «eran las criaturas de Dios, menos poéticas de todas, por la razón, que  no tienen identidad, sino que se nutren  de la identidad de otros. El poeta debe tener la capacidad de penetrar en el alma de las cosas y personas y construir  desde ahí  su visión poética» [Jackson Bates: 341]. Esta última afirmación de teoría estética de keats, la cual  no pudo desarrollar completamente, debido a su corta vida, encuentras su vinculo en el abrazo con otro poeta romántico alemán, Novalis para quien “todo está en todo”, y “el mundo se hace sueño; y el sueño, mundo” y se enrumba, influido por los filosofos  Schiller y Fiche hacia una  estética poética totalizante del mundo real con su abrazo novaliano. «El bien más grande reside en la imaginación».

SEGUNDA PARTE



11
La exploración  romántica de la caverna
Si para Milton la poesía debe ser: sencilla, apasionada y sensual. Para  Frost  “la poesía es revelación” Estas ideas nos sugieren que la pasión es también una búsqueda. «La internalizacion de la búsqueda del romanticismo hace del poeta héroe, un buscador no de la naturaleza, sino de la maduración de sus propios poderes, y así el poeta romántico, da vuelta, no de la sociedad a la naturaleza, sino a lo natural de lo más integral de la naturaleza, que esta dentro de si mismo. La ancha conciencia del poeta no abandona su intimidad de una anterior unión con la naturaleza o la divinidad, sino que busca su propio ser» [Bloom :15] Por su parte Shelley, en su conocido ensayo Defensa de la Poesía, proclamaba: «lo que hace falta es una conciencia imaginativa que nos estimula a poner nuestro conocimiento en acción, y esto es lo que la poesía debe crear» [Spencer :8] Luego Keats afirmaba :«Yo no estoy seguro de nada, solo de la santidad del afecto del corazón y de la verdad de la imaginación- lo que la imaginación toma como belleza ha de ser verdad» [Spencer :12] Esta declaración es fundamental para entender el universo poético de Keats, él no solo asigna a la imaginación no solo una función creativa, sino  que la concibe como un potencia que lleva a la verdad, la estética y el bien moral. Resulta también sorprendente que esa afirmación de Keats, tenga su correspondencia con pensadores posteriores a el, en diversos campos de la estética y el pensamiento. Así el fundador del surrealismo Andre Breton, quien al igual que Keats creía: «La imaginación es en si misma la única fautora de la realidad.». [Lapaujade: 236], acompañado de un pensador social del lenguaje como Lacan quien sentenciaba, que el hombre deviene humano al simbolizar, que no es otra manera de decir imaginar, y un filosofo de la estética como  Schiller quien concebía la imaginación como la fuerza desbordante de lo real, y enunciaba  en uno de sus postulados en Cartas sobre la Educación Estética del hombre: «quien no se atreva a ir más allá de la realidad, jamás conquistara la verdad».

12
La arquitectura de las nubes
Vemos en Keats un anhelo metafísico y colorido  reflejado en sus poesías, pero también como él mismo escribió a sus hermanos, en los últimos año de su vida : «Algunas veces pienso que he perdido el vigor y poder poético, que alguna vez tuve,[...] en su lugar, yo espero sustituirlo por un poder más completo y quieto» [Gettings :336] Finalmente, más que una búsqueda de Keats, hay una persecución poética por los tramos de una realidad que estaba más allá de la comprensión y de los gestos del razonamiento. Keats, fue un formidable cazador de contrastantes realidades y volátiles sensaciones, descubrió fosforescentes islas y recorrió labrados caminos, aprehendió fugaces mentes, vertebró los sonidos del viento y trasmuto sensaciones en elásticas palabras. Keats como ninguno de los románticos ingleses intentó encontrar la arquitectura de las nubes. Y si bien, Keats vislumbró destellos de esa realidad, su muerte prematura, le impidió alcanzar la plenitud de la visión.

14
Lo universal de lo singular
Así su amigo Severn, quien solía acompañarle en sus caminatas, afirma : «Nada parecía escapársele, el canto de un pájaro, el responsivo encubierto seto, el murmullo de algún animal, el cambio de luces de  los verdes y cafés, la furtiva sombra, el movimiento del viento ---justo como toman cierta altura las flores y las plantas--- el paso de las nubes, aún los gestos de los vagabundos, el color del cabello de una mujer, la sonrisa en la cara de un niño» [Jackson Bates :337]. Ese miniaturismo pictórico del detallismo en pleno  movimiento engarzado con  la poderosa idea abstracta, son potentes indicios para conectarse con  la mente de Keats, y aproximarse a su  concepción poética, A la vista navega la melosa  Oda a  Una Urna Griega, en cuyos versos finales, asienta las columnas fortificadas  del  reino de su poesía .Veámoslo:« La belleza es verdad, la verdad belleza, esto es todo lo que  sabes de la tierra y todo lo que saber necesitas»

16
La canción sólida de los opuestos
Keats ha de haber cavilado mucho, entre ese ancho e inevitable cauce que separaba su amor por Fanny Brawne, y su  eminente muerte, su passaway. Ya en su correspondencia  escribía a su amigo Charles Armitage Brown: «El conocimiento de los contrastes, sentimientos por la luz y sombras, toda esa información [sentido primitivo] necesario para un poema...».En su poema Canción de los contrastes, anunciaba: «Bienvenida alegría y bienvenida tristeza/ hierba del Leteo y pluma de Hermes/ venid hoy y venid mañana / os amo a ambos por igual /adoro poner malas caras al buen tiempo / y oír una alegre risa en medio del trueno...» Esta correspondencia, se da también en su vida, los sentimientos ambivalentes por Fanny Brawne, «él no podía vivir con Fanny y el no soportaría vivir sin ella» [Gittins: 418].Sobre el  amor revelaba: «el cual ha sido, largamente, mi placer y mi tormento» Si bien este mundo de contrastes no es exclusivo de Keats, ronda naturalmente, pictóricamente, vigorosamente  en todo el romanticismo.


BIBLIOGRAFIA
Abrams, M.  1965   Estructure and Style in the Greater Romantic Lyric. In Romanticism and Consciousness.1970 Edit. Harold Bloom. Norton & Company, New York, 405pp.
Bloom, H.  1969 “The Internalizacion of Quest-Romance” In Romanticism and Consciousness. Essays in Criticism.1970, Edit. Harold Bloom. Norton & Company, New York, 405pp
Conde Nast               Roma.Ediciones Conde Nast.Traveller, 331pp
Ferro, F        1990   Breve Historia de la Literatura Italiana. Edit. Porrua, 292pp.
Gittings, R.  1968 JOHN KEATS.[Biography] Little, Brown and Company,                        Boston,  469pp.
Heidegger, M.       “La esencia de la poesia”. Arte y poesia, Buenos Aires, 1992
Hazlitt, W.   1952 “Reason and imagination”. British Literature From Blake to the Present Day.165-170pp.Edit.H, Spencer, W, Houghton and H, Barrows D. C Heath Company Boston, 1071pp.
Hulme, T.E    1952 “Romanticism and Classicism”. British Literature.From Blake to Present Day. 963-970 pp. Edit. H. Spencer, W.Houghton, end H, Barrows, D, C Heath Company, Boston, 1071pp
Jackson, W, 1963   “Negative Capability” In Romanticism and Consciousnes. Essays in Criticism.1970 Edit. Harold Bloom. Norton & Company, New York.405pp.
Jankelevitch, V.1983   Etica y Metafisica de la música. En Revista de la Universidad Pedagógica Francisco Morazán. Numero 10, Enero-Marzo, 2003
Joyce, J.          1972   Música de Cámara, Colección Visor
Jung, C.           1980   Tipos sicologicos, Editorial Sudamericana.
Kocik, K        1998    La ciudad y lo poético. (Ensayo) Nexos, No.242, Febrero 1998, México
Lapoujade, M.  1988   Filosofía de la imaginación Siglo XXI, México
McFarlane.J. 1983   The Mind of Modernism, En Modernism Edit. M.Bradbury.   and J. McFarlane. Pelican Guides to European Literature
                                  Pinguin Books, 71-92pp.
MartinT.J.     1982  John Keats, sonetos, odas y otros poemas.[Antología] Ensayo de Matthew Arnold. Colección Visor de Poesia.101pp.
Martinez.J.     1997   JOHN KEATS. POEMAS ESCOGIDOS. Edición Bilingüe Introducción Juan V. Martínez  Luciano. Cátedra Letras   Universales 219 pp.
Phineas, S. 1948 Pageant of Europe. Sources and selections from the Renaissance to the Present Day. Harcourt, Brace and Company, New York 1032pp
Read, H.      1952    “The Discovery of Poetry”.British Literature. From Blake to Present Day.971-981pp. Edit.H.Spencer, W.Houghton and H. Barrows.D, C, Heath company, Boston, 1071pp
Shelley, P.B 1952 “A Defense of Poetry” British Literature. From Blake to  Present Day.315-324pp. Edit. H.Spencer, W. Houghton, H.Barrows. D.C.Heath Company, Boston, 1071pp
Spencer, H. 1952 “The Romantic Period”.British Literature. From Blake to Present Day, 3-15pp. Edit.H, Spencer, W, Houghton, H. Barrows. D, C, Heath Company, Boston, 1071pp
T.S.Elliot   1952 “The Metaphisical Poets”. British Literature.From Blake Presentd Day. 931-935 pp. Edit. H.Spencer, W.Houghton, H.Barrows. D.C Heath Company, Boston, 1071pp.
Williams, O.  1963 MAJOR BRITISH POETS. The Wiliam Blake to Dylan Thomas Edit Oscar William. Introduccion Julian Symons                                    The Mentor Book, 576pp.
________________________

*Un extracto de este ensayo fue publicado en dos partes en la Revista Siempre de Diario el Heraldo, en sus ediciones del 18 y 25 de Enero de 2004. Una versión completa fue publicada en Caxa Real, UNAH,  2005. Versión actualizada, Guaraluna,  2006


**Escritor hondureño. Todas las traducciones del ingles y las ilustraciones son del autor